martes, 26 de junio de 2012

La generación del 82 y las elecciones

Yo nací en 1982 como miles, o millones de jóvenes quienes votamos en el 2000 por Vicente Fox y que en ese momento alentados por frases monosílabas como "HOY! HOY! HOY!" o "YA! YA! YA!" logramos con nuestro voto por primera vez sacar al PRI de los pinos, quienes cumplimos los 18 justo a tiempo para poder votar en esas elecciones por primera vez decidimos que era hora de que las cosas fueran diferentes y se logró tal vez con ayuda de los medios y una campaña pegajosa, tal vez con las pláticas de sobremesa en casa de nuestros padres que tan acostumbrados estaban al PRI que cada elección cuando aparecían los "destapados" del partido nos decían que el candidato oficial sería el próximo presidente sin derecho de replica porque así era el sistema, porque tal vez a nuestras familias las devaluaciones si les pegaron, porque sólo escuchábamos de robos al país y lo rateros que eran los presidentes, o por otras muchas razones nosotros fuimos la generación de cambio y eso nadie nos lo va a quitar, obviamente existían generaciones anteriores con las mismas ganas de un cambio a quienes les había faltado apoyo y a lo que me refiero es que nosotros los nuevos votantes se los dimos y se logro algo nunca visto.

Hoy se que quienes votamos en esa ocasión sabemos que no nos equivocamos, si bien el nuevo partido en el poder hizo hasta donde pudo (o quiso) con la gran oportunidad que tuvieron, no fue suficiente y si al final decidieron cambiar sus ideales por conveniencias políticas o económicas no se les culpa sino se les reconoce su codiciosa naturaleza, incluso dejando a su candidata sin muchas armas para un tercer mandato del primer "cambio" que hubo en el gobierno mexicano; hace 2 sexenios se logro un cambio y hoy nos encontramos una vez más con la posibilidad de continuar lo que empezamos, continuar con un cambio en la manera de pensar y elegir a nuestros gobernantes para que no sean otra cosa que verdaderos servidores del país en conjunto con sus ciudadanos y no con cómplices adiestrados por quienes su interés es aumentar las riquezas de unos pocos.

Se que a estas alturas si has llegado a leer hasta aquí pensarás que es un texto a favor de AMLO, te invito a que termines de leer y compruebes que no es así, pero tampoco es en pro de Josefina ni en contra de EPN, a Quadri ni lo menciono porque realmente espero pierda el registro su partido nepotista, lo que escribo de hecho es una reflexión que en mi muy humilde y pobre opinión dejo en mi blog, lugar donde hasta la fecha me permito publicar lo que me viene en gana y si a alguien no le gusta puede teclear google y buscar ideas más a fines a sus principios, así que seguiré.

Hace 12 años se logro el cambio, hoy tenemos de nuevo una misión en nuestras manos, la oportunidad de darle continuidad para mejorar al gobierno y las personas que nos dirigen, y no me refiero votar nuevamente por el partido en el poder, salvo que consideres que ese cambio viene de la mano de ellos, me refiero a darle continuidad al cambio de la mano de quién realmente lo represente, a seguir buscando nuevas o mejores opciones, y si bien el partido a cargo estos años ha errado el camino de tan diversas maneras, nos han dejado la experiencia para quejarnos, para levantarnos y salir a las calles y mostrar nuestra inconformidad, de tener canales de comunicación independientes que realmente informan a los demás de lo que ocurre sin fines económicos como lo hacen Televisa y Tv Azteca, nos han orillado a encontrar armas más poderosas de comunicación y difusión a un nivel que no esperaban y que gracias a ellas por primera vez tenemos una voz que es escuchada por millones, no sólo en nuestro país, tras gobiernos mediocres y políticos sin escrúpulos nos han moldeado a fuerza para ser críticos y no quedarnos callados, y que a pesar de los esfuerzos de algunos por intentar cambiar el discurso de cada uno de los que intentan comunicar, hay cada día más y más fuentes de información libres e independientes que nos permiten crearnos un criterio no tan influenciado por los intereses de otros, en otras palabras "la mula no era arisca..." y es algo a lo que quién quede en la silla presidencial tendrá que enfrentar, el escrutinio público en su máxima expresión y con alcances cada vez más amplios, pues todos se han puesto la soga al cuello al querer ofrecer "internet para todos" en sus distintas versiones de campaña, ese acceso a la información puede ser una de las mejores armas en su contra y eso me da gusto.

Entre otra de las cosas que vienen y será algo que afrontar para el nuevo gobierno sera ganarse la legitimidad para continuar en el poder pasados los 6 años de su sexenio, si el actual después de 12 terminó perdiendo muchos adeptos e incluso militantes destacados, el que venga tendrá que hacer las cosas al menos medianamente mejor para justificar su arribo e intentar obtener un segundo periodo, lo cual ya es un avance, y esto aunado a lo anterior deberá ofrecernos eventualmente mejores y más preparados candidatos, con propuestas que realmente tengan un fin para el beneficio del país y sobre todo la intención de cumplir con ellas.

Tenemos la información a nuestro alcance, sin embargo nos seguimos encontrando todos los días con descalificaciones clasistas, racistas y humillantes hacia los 3 candidatos cuanto podríamos dar elementos suficientes para mostrar quienes son buenos o malos e informar a los demás para que su voto sea realmente informado, lo más importante y creo que es en lo único de este texto donde verán un apoyo a un candidato, un gobierno no lo hace sólo un presidente si no el equipo que compone, dirige y como cada uno en su función cumple con sus obligaciones para sacar adelante al país, por más "loco" que parezca un candidato o incluso un presidente, si su gabinete sabe lo que debe hacer y está preparado para ello, las locuras del gobernante se verán opacadas por el éxito obtenido en cada área de administración, en management lo podríamos escribir así: "el mejor empresario es aquel que logra crear el mejor equipo para la gestión de la empresa, elige a las personas ideales para cada puesto y los deja trabajar de manera que puedan explotar sus capacidades en el cargo conferido, el mejor empresario no es todólogo ni mago, es un director de orquesta y sin orquesta es sólo un tipo moviendo una varita esperando un milagro". Debemos ver más allá de  lo que aparece en los medios pagados, más allá de los spots de descalificación, de los ataques personales y de las campañas de publicidad, que hay detrás, quienes conforman un proyecto de gobierno y valorar sus propuestas y aclaro, no la del candidato sino la de quién tendría una función en su gabinete, pues entre más calidad moral y preparado se encuentre menos se dejará manipular por un presidente "loco" o por uno impuesto, pues tiene una reputación, un nombre y una carrera profesional que cuidar antes que el nombre de su "patrón".

Quienes han evitado dar más información al respecto han perdido mi voto y espero que también el de muchos, aquel que se guarda en secreto con quién compartirá las obligaciones de gobernar y conducir al país no sólo demuestra que su proyecto puede estar influenciado por intereses que se deben mantener tan ocultos como esos nombres, sino que desprecia la opinión de aquellos a quién quiere gobernar.

El cambio que iniciamos hace 12 años debe continuar, pero debe ser con gobernantes dispuestos al mismo cambio, al cambiar la forma impositiva de hacer las cosas, deben evitar guardar secretos que evidentemente saldrán a la luz por un medio o por otro, deben ofrecer lo mismo que están dispuestos a cumplir sin colgarse medallas por hacerlo pues es su obligación, decir que se va a gobernar con ética no debería ser un compromiso sino una responsabilidad no "cantada", el cambio está no sólo en nosotros los votantes, está en ellos y en aquellos que siguen y que hoy en día han demostrado que vienen con una voz (ej: #YoSoy132), debemos estar listos todos para este cambio y exigirlo a quién termine en la silla.

Realmente espero que todos los que puedan salgan a su casilla correspondiente éste 1ro de julio, que voten por quien consideren dará realmente todo de sí para crear el cambio que realmente se necesita, al día siguiente que sepamos quién estará a cargo podemos comenzar a evaluar cada paso que dé y exigir cumpla con sus obligaciones así como a cada uno de su gabinete y sólo así podremos conseguir ese beneficio tangible que esperamos cada sexenio cuando se terminan las despensas, playeras, gorras y promesas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario